Artículos de Interés - Ver

Síntesis de talleres sobre COVID-19 | "Cuidar a quienes nos cuidan"
20/5/2020

"EL IMPACTO DEL COVID-19 EN EL PERSONAL DE SALUD"
Por: Dr. Ricardo Durlach, miembro de la CD del ITAES y Presidente de la Fundación ITAES.

Bajo el título “Cuidar a los que cuidan”, el martes 19 de mayo se desarrolló el taller conjunto del ITAES y la Fundación ITAES. Invitamos a acceder a la grabación del taller en youtube.com/institutoitaes

El Dr. José Battistón, Presidente de ITAES, abrió el taller y resaltó la personalidad de los disertantes y la intervención de la Fundación ITAES en un tema que consideró de suma actualidad. Participaron como invitados especiales el Dr. Fabián Vítolo, gerente de RRII y Servicios Médicos de Noble Seguros, y la Dra. Daniela García, Jefa de división Farmacia del Hospital Durand y miembro del equipo de Seg. del Paciente en Noble Seguros. Ambos pertenecen también al staff de la Fundación ITAES como expertos en Calidad y Seguridad en los Hospitales. La actividad fue coordinada por el Dr. Ricardo Durlach, miembro de la CD del ITAES y Presidente de la Fundación ITAES.

El impacto del COVID-19 en los trabajadores de salud da cifras indeseables que aumentan día a día al ritmo de la casuística global. Sobre un total de 6 millones de infectados, más de 250.000 representan al personal de salud, con porcentajes que varían según los países. Argentina ronda el 10%, Holanda publicó el 6%, Corea del Sur con 2%; China, en hospitales de Wuhan con 1,1 %, Alemania con menos del 2%. En cambio, Italia y España revelaron porcentajes mayores. Para cuidar bien debes sentirte bien cuidado. Es una responsabilidad de los directivos cuidar al personal.

Daniela García habló de la seguridad física, mostró el despliegue de recursos y la complejidad de la logística necesaria para asegurar la protección mínima al personal de salud. Fabián Vítolo reunió recomendaciones y nos dio consejos para entender los pormenores de la seguridad psicológica y emocional del trabajador de salud.

“Errar es humano” y a consecuencia de esto muchos pacientes sufren daño. Bajo esta única visión, los humanos serían gran parte del problema: se cansan, se distraen, no cumplen las normas, por mencionar algunas de las causas. Tiene sentido protocolizar, estandarizar y crear listas de verificación para minimizar daños. Esto es necesario pero no suficiente. La situación es compleja, llena de incertidumbres e intentando poner reglas fijas, donde criterios científicos y razonamientos humanos chocan con la realidad. “Errar es humano” pero también lo es: innovar, ajustar, adaptar, corregir, inspirar, sufrir con el otro y colaborar. La pandemia nos está mostrando la increíble capacidad de los trabajadores de la salud de sobreponerse a las dificultades y seguir adelante. La resiliencia es uno de los pilares de la seguridad. Debemos aprender de ella tanto como de los eventos adversos. Las instituciones inteligentes aprenden de sus errores.

Fabián Vítolo expresó que el personal de salud, como los soldados en combate, se encuentra en estos momentos bajo muchísimo estrés; si no es manejado a tiempo puede tener consecuencias psicológicas serias y convertirse en una segunda víctima. Para los especialistas en estrés traumático, habría cinco factores que influyen sobre la capacidad de sobrellevar estas situaciones y recuperarse:
·         Aumentar su sensación de seguridad ante la amenaza permanente. Necesitan sentirse protegidos con adecuados elementos de protección personal.
·         Brindar calma en los mensajes. Tienen que sentir que sus líderes  los escuchan, dan informes y tratan de darles seguridad en el lugar de trabajo.
·         Apoyo social y la comunicación humana, franca y personalizada.
·         Lograr que sientan que son capaces de atravesar la situación con éxito, que cuentan con la capacidad o los recursos. A este factor se lo denomina auto-eficacia.
·         Por, último, deben tener esperanza, que para algunos será un optimismo natural, para otros tendrá un sentido religioso y para otros la convicción de que los recursos están disponibles.

Con el incremento de casos de COVID-19, los profesionales de la salud de nuestro país se encuentran bajo una enorme presión. Se ha cargado sobre sus espaldas el mote de «héroes», aun cuando la mayoría de ellos sólo quieran ser profesionales que cumplen con su llamado vocacional sintiéndose protegidos y seguros. Están hechos de carne y hueso,  tienen miedos como todos. Miedo a contagiar a la familia, miedo a morir, miedo a ver morir a gente que quieren, ansiedad, insomnio, enojo, pérdida de confianza, depresión, incertidumbre económica, inseguridad y angustia. Muchos ya se encuentran agotados emocionalmente.

Las personas con una alta vocación de servicio, como es el caso de los profesionales de la salud, suelen tener valores e ideales muy acendrados que influyen en la elección de la carrera y en la toma de decisiones todos los días. A través de esos valores, esos ideales y la práctica de los mismos, es que logran la fortaleza para ayudar a los demás, pero a la vez los exponen personalmente a un alto riesgo de estrés. Al poner el interés de los demás por encima del propio, no suelen buscar ayuda porque su salud personal no les parece una prioridad; su resistencia y capacidad de soportar dificultades sin quejarse puede hacer que no adviertan síntomas significativos o el sufrimiento propio.
 
El Dr. Vítolo se refirió a evidencias que sugieren que un manejo temprano de estas emociones es efectivo si se quieren evitar consecuencias que, a futuro, pueden ser muy graves como el síndrome de estrés post-traumático. Más allá de recibir el sostén vital por parte de sus afectos y el apoyo mutuo entre colegas del servicio, hay muchas cosas que los profesionales pueden hacer para sobrellevar estas emociones.
 
La mayoría de los especialistas en estrés traumático coinciden en estas medidas de auto-cuidado:

- Monitoree su propio estado y ritmo de trabajo
- Conecte regularmente con colegas, colaboradores, familia y amistades
- Trabaje en equipo: genere alianzas con personal de todas las áreas
- Participe de grupos colaborativos para fomentar la resolución de problemas, el intercambio de recursos y el apoyo mutuo.
- Tómese breves descansos para relajarse y controlar el estrés.
- Busque supervisión y consulte regularmente a sus pares.
- Destine tiempo de descanso para el cuidado básico del cuerpo y refrescos
- Recurra a información precisa y tutoría como ayuda para tomar decisiones
- Circunscriba la ansiedad a las amenazas reales
- Haga todo lo posible para que las conversaciones sean productivas y evite los miedos generalizados
- Concentre sus esfuerzos en lo que está a su alcance
- Acepte aquellas situaciones que no se pueden cambiar
- Fomente un espíritu de fortaleza, paciencia, tolerancia y esperanza
- Evite trabajar demasiado tiempo solo sin consultar con colegas
- Evite trabajar «a toda hora» con pocos descansos
- Evite sentir que no está haciendo lo suficiente.

El papel del personal de salud en el marco de la pandemia es de protagonismo profesional con el temor natural que requiere el estado de alerta necesario para una atención segura.



Agradecemos a todos los disertantes por disposición y por su aporte al Ciclo de talleres. 

Invitamos a seguir participando a través de los foros de discusión del Campus virtual del ITAES, donde puede enviar sugerencias sobre temas o ejes de debate a ser abordados en próximos talleres.

Si desea recibir notificaciones acerca de los próximos talleres del Ciclo a realizarse, haga click AQUÍ